lunes, 31 de diciembre de 2012

ASSUR





ASSUR 
Francisco Narla
Editorial Temas de Hoy
Colección Novela Histórica
© Ediciones Planeta Madrid S.A., 2012
© Francisco Narla, 2012
1ª Edición, junio de 2012
ISBN: 9788499981314
951 Páginas

Año del Señor 968. Atraídos por las riquezas de los reinos cristianos de la península ibérica, una flota de terribles guerreros nórdicos amenaza la floreciente Compostela, baluarte de la Iglesia y la corona. A su paso solo queda desolación. Y a medida que remontan los ríos con sus rápidos drekar, buscando su presa, tras ellos dejan aldeas devastadas y cenizas humeantes. Como Outeiro, el pequeño pueblo en el que vive Assur, un muchacho al que, después de la trágica muerte de sus padres, no le queda otra opción que refugiarse en la esperanza de reencontrar a sus hermanos, capturados por los terribles invasores.
Gutier de León, infanzón del conde Gonzalo Sánchez, se cruza en el camino del joven y lo acoge bajo su tutela. Así conoce a Jesse ben Benjamín, un bondadoso médico judío, y a Weland, un mercenario normando al servicio de los cristianos. Junto a ellos, Assur aprende todo lo necesario para encarar su destino: adquiere conocimientos de la ciencia de su tiempo y se adentra en el arte de la guerra. Sin embargo, cuando intenta rescatar a su hermano, en la gran batalla que se libra en el estrecho de Adóbrica contra los invasores norteños, es apresado y arrastrado hasta las heladas tierras de sus enemigos, donde tendrá que hacer uso de toda su voluntad y coraje para conseguir escapar.
Como esclavo fugado, Assur sobrevivirá convertido en ballenero, y la fortuna lo esquivará hasta que, como recompensa a una increíble hazaña, consigue enrolarse a bordo del navío que capitanea el renombrado Leif Eiriksson, hijo del fundador de las colonias de Groenland. Junto a él, Assur viajará hasta Vinland, la desconocida tierra de poniente, y habrá de sobrevivir a los más inesperados peligros. Assur será traicionado, sufrirá los más crudos inviernos, luchará por el amor de una mujer, se enfrentará a enemigos desconocidos, y buscará incansablemente a sus hermanos desaparecidos, pero, por encima de todo, mantendrá viva una única esperanza: el regreso. (Sinopsis editorial) 


A pocas horas de que acabe el año publico la que será mi última entrada de 2012 con la  reseña de Assur, de Francisco Narla, como parte del reto histórico propuesto por Laky en su blog Libros que hay que leer. No me ha resultado fácil hacerlo ya que virus y bacterias de todo tipo han decidido instalarse este mes de diciembre en mi casa y estamos todos un poco tocados, de manera que pido disculpas por adelantado si esta reseña no contiene el exhaustivo análisis que el libro se merece. Me gusta mucho la novela histórica, soy curiosa por naturaleza y este género siempre tiene un hueco en mi estantería porque es una forma muy entretenida de aprender de nuestro pasado, de manera que cuando supe del lanzamiento de Assur me fijé en la novela, entre otras cosas, y a sabiendas de que puede resultar ridículo, porque me llamaron la atención su título breve y conciso y su portada (esa figura humana de espaldas junto a un lobo en un paraje tan inhóspito y frío se me quedó grabada en la retina), bastante alejada de las habituales en novela histórica que parecen todas salidas del mismo molde.

Assur es una gran novela, no solo por su extensión (tiene casi mil páginas) sino porque es una novela de gran envergadura y que se me antoja muy compleja de escribir al conjugar personajes históricos de la más diversa índole y al tener su desarrollo en lugares geográficos igualmente dispares. Es además original en cuanto que se aparta de las temáticas más recurrentes del género para adentrarnos en una época mucho menos desarrollada y bastante menos conocida para el gran público lector como es la de las incursiones de los terribles Hombres o Demonios del Norte (Vikingos) en la península ibérica en busca de fortuna en la época de la Reconquista. Francisco Narla, a pesar de su juventud, es un hombre muy polifacético (no hay más que ver la biografía que ofrece el libro) y me atrevería a decir también que muy culto, y eso se nota en la novela. Su conocimiento de la lengua castellana es vastísimo y me he encontrado con multitud de palabras cuyo significado desconocía y muchas otras que había olvidado por completo. 

El estilo de la novela es tremendamente visual y plástico, y como ya he comentado antes, sumamente descriptivo tanto en la recreación de ambientes como en lo que respecta a la descripción de costumbres, técnicas bélicas, de navegación o agricultura, efectos climáticos o la propia flora. Tal profusión de detalles consigue transportar al lector y muchas veces es un verdadero deleite, sin embargo en mi caso, a veces han supuesto un obstáculo que ha ralentizado el ritmo de la lectura, y la agilidad se ha visto mermada en pro de tantas descripciones. A este respecto he echado en falta un poco de más acción, que pasaran más cosas; en definitiva menos pormenorización en detalles descriptivos y más aventuras. 

Los personajes de la novela, ya sean reales o ficticios, son fáciles de identificar incluso para el lector menos atento. Esto quiere decir ni más ni menos que están perfectamente retratados; otra cosa es que unos gusten más que otros o que algunos resulten algo estereotipados, pero su desarrollo es tremendamente adecuado para no generar confusión en el lector. Y si bien Assur es el gran protagonista, no es precisamente el que a mí más me ha llegado y yo misma he sido la primera sorprendida de que haya sido Furco, el lobo, ya que lo normal es que nos lleguen más los personajes humanos, pero me ha resultado tan fascinante el desarrollo literario que el autor le confiere al animal que a mis ojos ha resultado entrañable y se alza como uno de los rasgos más poderosos de la novela, una especie de sello personal que la aleja de otras de su misma línea. Podría extenderme en detalles respecto a Furco pero ni pretendo aburrir a las ovejas ni los problemas víricos me permiten extenderme en demasía, de hecho, terminé el libro hace varios días y solo a ratitos he podido ir sentándome frente al ordenador a escribir esta reseña. Tan solo añadiré acerca de Furco que hasta la lectura de Assur cuando pensaba en la cara más amable de los lobos me venía a la mente Colmillo Blanco, el protagonista de la película del mismo nombre; de ahora en adelante también Furco ocupará un lugar en mi memoria, no me cabe duda. 

De la mano de Assur nos adentraremos por tanto en lugares tan dispares como Santiago de Compostela, Barcelona, Islandia, Groenlandia, Noruega o Canadá a través de un viaje en el tiempo perfectamente recreado y que nos llevará a conocer en profundidad personajes tan apasionantes como el mismísimo Eirik el Rojo, y más de un lector se llevará alguna sorpresa al descubrir que algunos hechos históricos que se daban por sentados no eran tales, con lo que además de entretener, la novela cumple con creces las expectativas del lector que busca saber más sobre los temas que aborda. Me gustan las novelas que despiertan mi curiosidad durante o tras la lectura, que me incitan a saber más, a buscar más información, y Assur pertenece a ese grupo. 

Francisco Narla recrea con mucho tino la vida y las costumbres del Norte de Europa de la época a través de una narración extremadamente detallada y descriptiva, y por encima de todo, excelentemente documentada. No hace falta ser un experto para darse cuenta del riguroso ejercicio de investigación y documentación del que hace gala la novela. Y no son pocos los ejemplos de esa minuciosa documentación: el uso de la terminología nórdica, el profundo conocimiento de las costumbres de la época -tanto de las nuestras como de las de los países por los que nos lleva la historia-, el detallado y pormenorizado retrato de las técnicas de navegación (los pasajes en los que nos narra la caza de las ballenas son fiel prueba de ello)… Y como es habitual en la novela histórica, el autor explica en una nota final las posibles licencias históricas que se ha tomado en aras de la narración para satisfacer así las dudas de los lectores más curiosos en un ejercicio además de gran humildad, ya que pide disculpas por los posibles errores en los que haya podido incurrir.


Quisiera acabar esta reseña dando las gracias a Espe (Taberna Libraria) por haberme dado con su reseña el empujón final que necesitaba para acercarme a esta novela, y a Laky por organizar este reto histórico que cumplo a duras penas con solo una novela, pero con la satisfacción de que es de las que valen por dos, y no solo por su número de páginas.
¡Hasta el año que viene!







martes, 18 de diciembre de 2012

EL SISTEMA VICTORIA


                                      (Reseña publicada en Anika entre Libros)

EL SISTEMA VICTORIA
(Le Système Victoria, 2011)
Éric Reinhardt

Editorial Alfaguara
Colección Literaturas
© Éditions Stock, 2011
© Santillana Ediciones Generales, S.L., 2012
Traducción de Manuel Serrat Crespo
1ª Edición, Junio 2012
Género y tags: Novela erótica, Thriller romántico. Adulterio, Globalización. Literatura francesa.
ISBN: 9788420411415
432 Páginas




Argumento
  
David es un arquitecto casado y con dos hijas. Soñador e idealista, se siente un hombre frustrado. Encargado de la dirección de obra de la torre más alta de París, se verá además sometido a muchas presiones.
 
Victoria, la  atractiva y poderosa directora de Recursos Humanos de una multinacional, es una mujer voraz e implacable tanto en el sexo como en los negocios.
 
Cuando se conocen de modo casual en un centro comercial, entre ellos se creará una peligrosa y destructiva relación abocada al fracaso desde el principio.

 Comentarios
 
El sistema Victoria es un libro complejo, mucho más de lo que puede parecer por su sinopsis y su portada. Encasillarlo como thriller romántico (como se nos presenta) o  incluso como novela erótica, sería caer en la banalización, máxime si por literatura erótica entendemos lo que hoy día copa los primeros puestos de venta en las librerías.

Es difícil por tanto encuadrar este libro. Un juicio sumarísimo podría ser “la trágica historia de un adulterio en la era de la globalización”.  Suena extraño, pero extraña es la historia de los protagonistas. Es un libro diferente, una apuesta arriesgada. Los franceses parecen haberse rendido ante esta historia, candidata en 2011 a los premios Goncourt -el más prestigioso de las letras francesas- y Renadout. Pero a mí no me ha cautivado.

David es un soñador, un idealista. Se cree un cazador y siempre va en busca de la presa fácil: mujeres de una noche que no impliquen mayores compromisos. Cuando conoce a Victoria en un centro comercial, la sigue durante horas hasta lograr entablar una conversación con ella.
David no despierta simpatías en el lector. Por estar con Victoria el día de su primer encuentro no acude al cumpleaños de su hija pequeña y luego tiene la osadía de echarle en cara a su mujer que se lo pasaran bien sin él. Tampoco Victoria será lo que parece y despertará aún menos simpatías.
 
El propio David lleva la voz narradora en primera persona, alternando los avances en su relación con Victoria y los avatares diarios a los que se enfrenta en la construcción de su obra, con recuerdos del pasado. También desde las primeras páginas sabemos que todo acaba mal, que Victoria está muerta y que el propio David fue sospechoso.
 
Al principio su relación está basada exclusivamente en el sexo, descrito de forma muy explícita por Reinhardt, con detalles que a veces causan repulsa en lugar de sensualidad, fundamentalmente por esa obsesión del autor por relatarnos numerosas escenas masturbatorias del protagonista.

A modo de metáfora y siguiendo la línea del libro (la historia es en sí una metáfora), la pareja pasará a contar con un nuevo miembro, la globalización, conformando un extraño nage à trois donde el sexo seguirá estando presente y cada vez será más desenfrenado, pero en donde extensas conversaciones, muchas de ellas a modo epistolar pero en la era de la tecnología -por correo electrónico y teléfono móvil-, sobre política, capitalismo o economía, serán objeto de cada vez más y más protagonismo.

David empezará a nadar a dos aguas, se moverá cada vez más entre el deseo por Victoria y el rechazo que le produce su ambiciosa y superficial visión de la vida. Reinhardt ha invertido los clásicos roles y desplegará en David su parte más femenina, pasando a ser el cazador cazado, la víctima. Victoria es la otra cara de la moneda: el poder, el lujo y la vida basada exclusivamente en la búsqueda del placer, la ausencia de culpa y remordimientos. Se sabe que tiene cuatro hijas, pero no se dedica ni una sola línea a describir un mínimo contacto con ellas. Su papel de madre no tiene cabida en esta historia.

El ultraliberalismo de ella choca radicalmente con el liberalismo de izquierdas que predica él. Un ejemplo de esta inversión de los roles habituales lo encontramos en gestos como el que siempre pague ella -el hotel, el restaurante…- o que David no consiga llegar al orgasmo.

Hay partes en el libro muy interesantes, como cuando David narra el noviazgo con su mujer, su enfermedad o la relación con sus suegros. Ese relato consigue atrapar al lector y le insufla ganas de seguir leyendo. Lo mismo sucede cuando David relata los avatares de la construcción de su obra, retratando fielmente el escritor los entresijos del mundo de la construcción a altos niveles. Lo que ocurre es que esas partes interesantes son solo pequeños nudos de interés y no resultan bastantes para que la lectura del libro deje huella.  

Reinhardt escribe bien, se palpa su cultura y su compromiso e implicación en temas sociales, lo que unido a que anticipa en varias ocasiones el trágico desenlace creando curiosidad en el lector, son las únicas armas que hacen que no se abandone la lectura del libro, por momentos plúmbeo, cargado de excesiva verborrea sobre los mismos temas y de interminables disquisiciones que ralentizan y entorpecen la lectura.

El final del libro resulta inverosímil por rocambolesco, pero en definitiva no deja de ser una metáfora más: el triunfo de la moral de David frente al sistema predicado por Victoria.


© Éric Reinhardt
El sistema Victoria es un libro complejo con múltiples reflexiones y frases laberínticas, a veces hipnóticas a veces tediosas -alabo la difícil tarea que ha debido tener el traductor de la novela- y que se deja leer (pero que nadie piense que va a ser de un tirón), con un trasunto político interesante y fielmente retratado; pero sus personajes no llegan, su historia no transmite y la sensación que queda tras su lectura es muy fría.

 

miércoles, 12 de diciembre de 2012

GANADORES DE LOS PACKS DE "PARAFILIAS ILUSTRADAS"

Hoy, ya 12 de diciembre, tal y como os dije, anunciaría a los ganadores de los dos packs de "Parafilias ilustradas" que Ediciones Traspiés amablemente me ofreció para sortear.
 

© Editorial Traspiés

En la ENTRADA del concurso podéis ver la lista de participantes y los números asignados, los cuales se fueron adjudicando por estricto orden de participación. Habéis sido muy poquitos los que os habéis apuntado y me habría gustado poder premiaros a todos, pero tendrá que ser en otra ocasión. Dicho lo cual y sin más dilación...


LOS GANADORES SON...



¡mientrasleo!


                                                               ¡Margari!


¡¡¡ENHORABUENA!!!


Por favor, mandadme vuestros datos personales a: dewinter.negrosobreblanco@gmail.com para que se los traslade a la editorial cuanto antes.


Y a todos, muchísimas gracias por participar.

jueves, 29 de noviembre de 2012

SUEÑOS DE FELICIDAD





SUEÑOS DE FELICIDAD
(Dreams of Joy)
© Lisa See, 2011

© Ediciones B, S.A. para el sello Bruguera, 2012
Traducción: Efrén del Valle
1ª edición: septiembre, 2012
ISBN: 9788402421296
456 páginas
 





Esta reseña forma parte de una iniciativa que lanzó PriceMinister junto con los blogs From Isi, 10.15 Saturday Night y El bibliófilo enmascarado bajo el lema “Elección del  mejor libro de 2012”. Las únicas condiciones para participar eran tener un blog y comprometerse a hacer una reseña. Yo no tuve ninguna duda en apuntarme en cuanto vi que Sueños de felicidad, de Lisa See, se encontraba entre los doce títulos que se daban a escoger. Había leído hacía muy poco Dos chicas de Shanghái y tenía claro que leería su continuación.

Y por lo que he podido ver, PriceMinister se ha visto desbordado ante la avalancha de blogs que han secundado la iniciativa, o en otras palabras, la campaña ha sido un rotundo éxito; para que luego digan que en este país ni se promueve la lectura ni se lee.

Reza el dicho que segundas partes nunca fueron buenas, y las malas lenguas que ser número uno en ventas es sinónimo de baja calidad literaria. A los que piensen así, les recomiendo que se acerquen a la obra de Lisa See, porque Sueños de felicidad no es que haya cumplido mis expectativas, es que las ha superado. Me he encontrado con un libro que además de tener las virtudes del primero (agilidad, entretenimiento, sentido del ritmo narrativo...), está refrendado por un marco histórico tan poderoso, que lo hace destacar entre otros libros del mismo género.

Aunque no es necesario haber leído Dos chicas de Shanghái para entender Sueños de felicidad, puesto que la autora en este segundo libro desgrana las principales vicisitudes del anterior con objeto de situar al lector, yo recomiendo a pies juntillas leer los dos, y a ser posible cercanos en el tiempo. Estoy convencida de que de hacerlo así la experiencia resultará mucho más enriquecedora y se advertirán detalles que a priori parecen casuales, meras anécdotas, y que luego resultan ser fruto de un arduo trabajo por parte de esta autora que ha articulado una fantástica historia sin dejar ni el más mínimo detalle al azar. Me vienen a la mente libros que estoy segura en un principio fueron escritos sin pretensión alguna de continuación y que ante el éxito de ventas, se conviertieron en sagas que se notaba a las claras que estaban escritas en pro de seguir explotando la gallina de los huevos de oro, porque adolecían de las virtudes de la novela inicial y presentaban tramas puestas de forma descarada sin conexión ni coherencia alguna con las iniciales que dieron lugar a esas impostadas sagas. Con Sueños de felicidad ocurre lo contrario, y si por un casual la autora no tenía en un principio la idea de continuar la historia (aunque por el final del libro yo creo que sí) y lo hizo sucumbiendo a exigencias comerciales, lo cierto es que ha superado la prueba con creces y ha urdido una segunda parte no solo coherente con el devenir de la primera, sino mejor que la primera.

Si en Dos chicas de Shanghái Lisa See nos llevaba hasta el Chinatown de Los Ángeles, en Sueños de Felicidad nos traslada al mismo infierno, a las comunas populares de un Mao Zedong que con su inútil política agraria llevó a la muerte a millones de personas.

Joy, la hija de Pearl, huye a China conmocionada por los secretos que acaba de descubrir referentes a su familia y orígenes. Está además ansiosa por descubrir la nueva sociedad de la China comunista y ayudar en su construcción. Su madre, Pearl, partirá también a China para buscarla y allí se encontrará con Z.G., el amor de su juventud y por cuya causa siempre ha tenido una relación de amor-odio con su hermana May. Madre e hija se reencontrarán pronto, pero las circunstancias acabarán separándolas de nuevo.

Gran parte de la primera mitad del libro está dedicada a mostrarnos el día a día de Pearl y Joy (madre e hija), sus avatares cotidianos y las dificultades que se van encontrando por el camino a su llegada a una China muy diferente de la que abandonó la madre y de la que se imaginaba la hija.

Sin embargo, aproximadamente en la segunda mitad de la novela, la historia crece y adquiere tal calado y profundidad que me ha hecho quitarme totalmente el sombrero ante esta escritora americana de origen chino. Sueños de felicidad me ha llevado al mismísimo corazón de la China del Gran Salto Adelante de Mao Zedong. Lisa See nos ofrece un desgarrador y magistral retrato de la utópica, inútil y aberrante política de reforma agraria del líder comunista. Las fuentes oficiales achacan gran parte de la hambruna que llevó a la muerte a millones de personas a las catástrofes naturales. Lisa See no se conforma con esa versión oficial (“Occidente solo ve la fachada de China”, declaró en una entrevista) y así lo relata en el libro e incluso lo pone en boca de Joy (“Dicen que las malas cosechas se deben a catástrofes naturales, pero yo no he visto ninguna”).

Decía al principio que leyendo ambos libros se descubren detalles que a priori pueden parecer meras anécdotas, pero que luego descubre el lector que son primordiales para comprender el ambiente que se respiraba en el contexto histórico en que se desenvuelve la novela. Un simbolismo aparentemente azaroso, como el hecho de que Lisa See escogiera para las hermanas May y Pearl el oficio de posar como “chicas bonitas” para carteles publicitarios, y que no es, como digo, nada casual. A través de esos carteles, primero de caras bonitas anunciando productos de lujo y más tarde de campesinas anunciando verduras gigantes, el lector asistirá al profundo cambio de una sociedad, al paso del Shanghái de la ostentación y la buena vida, a la que resultó ser la fracasada y descomunal campaña agraria impuesta por el líder  comunista, cuya imagen, también en gigantescos carteles publicitarios, empapelaba las ciudades y los campos en una desmesurada propagación del culto a la personalidad.

Lisa See se adentra en el retrato de esa hambruna de un modo totalmente realista pero a la vez desprovisto de cualquier indicio de sensiblería de manual. Las escenas conmueven y te remueven por dentro, son capaces de dar vida a nuestras conciencias, pero sin pretensiones de buscar la lágrima fácil. Las cosas son como son sin necesidad de regodeos ni tintes de folletín.

El desgarrador retrato de esa hambruna conforma a mi entender el plato más fuerte del libro, el que lo hace diferente y especial; sin embargo sería una torpeza por mi parte quedarme solo ahí y no mencionar otros detalles que hacen que el libro resulte tan ameno, instructivo y entretenido, como el magnífico retrato de las costumbres y tradiciones chinas, la importancia que tiene para su cultura milenaria el horóscopo (tan presente en toda la novela), la cultura en torno al vendaje de los pies en las mujeres, la sencilla y atractiva estructura del libro (todas las partes y capítulos están titulados a tono con su contenido), la narración en primera persona por parte de las protagonistas Pearl y Joy (lo que facilita enormemente la conexión con la historia), el amor entre hermanas, el amor de una madre, la lucha por la supervivencia o el desgraciado sino de haber nacido mujer en China... Y podría seguir porque el  libro da para mucho, pero sería muy difícil hacerlo sin desvelar en exceso la trama.

No sé si Sueños de felicidad se alzará con el título de mejor libro de 2012 de esta campaña, pero en mi lista particular ya está subido en el podio.

© Patricia Williams
Concluyo esta reseña no sin antes felicitar a PriceMinister por la puesta en marcha de esta preciosa iniciativa y agradecerles el envío de mi ejemplar.

lunes, 26 de noviembre de 2012

SORTEO DE DOS PACKS DE "PERVERSIONES" Y "PERVERTIDOS".



© Editorial Traspiés
Hace unos días la editorial Traspiés me propuso la celebración de un sorteo de dos packs de su catálogo "Parafilias ilustradas".
 
Cada pack está compuesto por dos libros: Perversiones y PervetiDos (VV.AA).

Si deseáis información sobre los libros podéis verla AQUÍ.
 
El sorteo se realiza junto con los blogs Libros que hay que leer y Cuéntate la vida.

Cada uno de los blogs sorteará dos packs y podéis apuntaros en todos, si queréis, para tener más posibilidades, aunque solo podréis resultar ganadores en uno de los blogs participantes.
 
 
Bases:
 
 - El plazo para participar comienza hoy 26 de noviembre y termina el 9 de diciembre.

- Los ganadores se anunciarán el 12 de diciembre.
 
- Es un sorteo nacional, por lo que habrá que tener una dirección postal en España.

- Es obligatorio ser  seguidor de este blog o bien haber comentado alguna entrada con anterioridad a este sorteo (podrán igualmente participar nuevos seguidores o bien los que comenten alguna de las entradas del blog además de la del sorteo).

- Es obligatorio ser seguidor del blog de Ediciones Traspiés - Vagamundos.
 
- Hay que dejar un comentario en la entrada indicando la participación en el sorteo.

Los requisitos obligatorios (ser seguidor de este blog o haber dejado un comentario con anterioridad en alguna entrada, ser seguidor del blog de la editorial y decir que queréis participar) supondrán un punto.
 
- Se otorgará un punto extra por anunciar la convocatoria, bien mediante un banner (lo encontraréis en el lateral derecho del blog) debidamente enlazado a esta entrada, bien a través de una entrada de sorteos en vuestro blog (individual o compartida), o publicándolo en Google +.
 
- Sabéis que me gusta premiar a los que siempre estáis ahí o pasáis de vez en cuando y me dejáis unas palabras, de manera que todos los que estáis en el top de comentaristas tenéis automáticamente un punto más si decidís participar:

Desde aquí le doy las gracias a la editorial Traspiés por la oportunidad de realizar este sorteo y a nuestra compañera Laky por haberme hecho el banner.
 
Espero que os animéis a participar y recordad que si os apuntáis en todos los blogs, vuestras posibilidades de resultar ganadores aumentarán considerablemente.
© Editorial Traspiés
 ¡¡Besos perversos!!
 
Participantes:

- Margari: 1, 2, 3
- mientrasleo: 4, 5
- Pakiko: 6, 7
- Pepe: 8, 9

martes, 20 de noviembre de 2012

KAYENA VUELVE A LA CARGA CON EL BLOGUERO INVISIBLE

Cuando hace un año por estas fechas nuestra querida Kayena nos sorprendía en su blog Kayena: Negro sobre blanco con esta misma iniciativa, mi blog estaba prácticamente en pañales y la dejé pasar. Luego, cuando empecé a leer las entradas de los participantes enseñándonos los libros recibidos y contándonos su experiencia, casi me tiro de los pelos. No tuve que esperar mucho para quitarme la espinita porque Kayena por Sant Jordi organizó otro bloguero invisible y a ese sí que me apunté de cabeza. La experiencia fue divertidísima y fantástica y por eso estoy encantada de repetirla, ¡de hecho la estaba esperando!

Como la mayoría sabréis, se trata de enviar un libro, que podrá ser nuevo o usado, pero en buenas condiciones, a uno de los blogueros que se hayan apuntado a la iniciativa y cuyos datos nos facilitará Kayena una vez haga los emparejamientos. Os podéis imaginar el trabajazo que esto conlleva porque Kayena tendrá en cuenta los libros que ya tengamos para que todos recibamos libros que no tenemos, y la verdad que es para quitarse el sombrero.

El envío se realizará el lunes 31 de diciembre por correo ordinario, puesto que la idea es hacer coincidir, día más día menos, la llegada de los libros con el día de Reyes y comprobar quién es nuestro particular "bloguero invisible".
 
He estado bastante indecisa a la hora de escoger el libro a regalar y al final me he decantado por un thriller/novela negra que pertenece a la literatura que está tan de moda ahora y que nos llega del frío. Se trata de Elegidas, de Kristina Ohlsson, un libro del que, para ser sincera, me enamoré de su portada. En su día hice la reseña para Anika entre Libros y todavía no la he colgado en el blog, cosa que espero hacer en breve. Mientras tanto os adelanto que es una novela muy entretenida, muy al estilo de las nórdicas, y que sé que puede llegar a mucha gente a pesar de que yo, que soy muy puñetera, también le saco sus defectillos, pero en definitiva te hace pasar unas muy buenas horas de suspense y entretenimiento.

¡OJO!
 
Este libro, en esas cosas inexplicables que hacen a veces las editoriales, fue publicado antes por Círculo de Lectores con el título En el nombre de los inocentes, por lo que puede inducir a error, así que si alguien tiene esa edición de Círculo, es igual que tener la novela que yo voy a regalar, por lo que de ser así tendréis que avisar a Kayena para que lo tenga en cuenta a la hora de hacer los emparejamientos.
 
Os dejo la sinopsis editorial y la ficha técnica para que le echéis un vistazo.

 

ELEGIDAS
Editorial Espasa, 2012
Kristina Ohlsson, 2009
1ª Edición, abril de 2012
ISBN: 9788467007091
384 Páginas

Sinposis

En una lluviosa tarde de verano, en una estación cerca de Estocolmo, una niña es secuestrada en un tren. A pesar de haber cientos de potenciales testigos, nadie ha visto nada. Fredrika Bergman, analista criminal de la policía sueca, participa en el equipo especial encargado del caso, bajo la dirección de Alex Recht.

Las primeras sospechas recaen en el padre de la niña, separado de la madre y con un sórdido historial. Pero Fredrika y su equipo pronto descubren que el caso es mucho más que una disputa familiar. La desaparición de la niña no es más que el comienzo de una pesadilla en la que se han de enfrentar a una mente criminal tan astuta como despiadada.

Os dejo el enlace con las bases completas AQUÍ , aunque también podéis acceder a él pinchando en el banner situado a la derecha del blog.

Yo que vosotros no me lo pensaría mucho porque os aseguro que de no participar, más vale que no leáis después las entradas porque os vais a tirar de los pelos.

 

jueves, 8 de noviembre de 2012

MI PRIMER RETO



Cuando empecé hace un año en este mundillo, me quedé impresionada con la cantidad de tentaciones que veía a diario en los blogs: sorteos, concursos, retos, lecturas conjuntas... Una es débil y llegó un momento en que mi blog tenía más entradas de concursos que de reseñas, claro que esto tampoco es tan difícil con lo poco prolífica que soy yo reseñando...   
 
Sin embargo nunca caí en la tentación de los retos, una sabe de sus limitaciones y yo los veía inalcanzables: que si leerse El Quijote de una sentada, reseñar Guerra y Paz en media hora... Lógicamente estoy de guasa, pero os aseguro que he visto retos que son verdaderos despropósitos, y yo de esa manera no creo que nadie pueda disfrutar de lectura que valga.
 
Luego están las gentes sensatas, como Laky, que en su blog Libros que hay que leer siempre está proponiendo múltiples actividades, que ella cumple la primera y además de categoría. Por eso cuando vi que proponía un reto temático y el primero iba a dedicarlo a la literatura histórica le dije que la secundaba en su iniciativa. La novela histórica me gusta muchísimo y como hace un tiempo que la tengo muy dejada, esta iniciativa es perfecta para retomarla.
 
Además, entre todos los que participen en el reto histórico de diciembre, Laky sorteará 3 libros:
 

El secreto del Nilo, de Antonio Cabanas (Ediciones B)
La loba de Al-Ándalus, de Sebastián Roa (Ediciones B)
El secreto de Ángela, de María López Castaño (Temas de Hoy)

Con mi ritmo lector y reseñador, y más en el mes de diciembre (niños de vacaciones, Navidad... ¡Horror!) no creo que tenga la suerte de ganar ningún ejemplar, y es que con cada post de reseñas, entrevistas o cualquier cosa relacionada con la literatura histórica, Laky irá adjudicando puntos, y cuantos más puntos, más posibilidades de ganar (ni Perogrullo me supera, oye).
 
Que me apunte al reto no significa que me vaya a pegar una "jartá", yo seguiré a mi ritmo y ya tengo claro el libro que voy a reseñar: Assur, de Francisco Narla, un libro al que le tengo unas ganas terribles sobre todo desde que leí la reseña de Espe (Taberna Libraria) y siendo franca, no creo que me dé tiempo a nada más, así que por mi parte va a ser un reto un tanto peculiar, pero esto no es una carrera de obstáculos y se trata de disfrutar.
 
El enlace para apuntaros y ver las bases (son muy sencillitas) os lo dejo AQUÍ pero también podéis acceder a él pinchando en el banner situado en la parte superior derecha del blog.
 
¿Quién se anima?

martes, 23 de octubre de 2012

EL COLECCIONISTA

                                                 (Reseña publicada en Anika entre Libros)



EL COLECCIONISTA
(Collecting Cooper, 2011)
Paul Cleave

Editorial Grijalbo
Colección Novela negra y de suspense
© Paul Cleave, 2011
© Random House Mondadori, S.A., 2012
Traducción de Albert Vitó i Godina
1ª Edición, Mayo 2012
Género y tags: Novela Negra/Thriller, Asesinos en serie, Detectives, Instituciones mentales. Nueva Zelanda. Literatura neozelandesa.
ISBN: 9788425347658
432 Páginas



Argumento

Cooper Riley es un profesor de psicología experto en criminología que desaparece de repente. Se da la circunstancia de que al mismo tiempo que Cooper, una de sus alumnas,  Emma Green, también ha desaparecido y todo apunta a que ha sido secuestrada.

Theodore Tate, un policía que acaba de salir de prisión, es contratado por su abogado, Donovan Green, para que encuentre a su hija, precisamente la desaparecida Emma, a la que Tate atropelló conduciendo en estado de embriaguez. Tate aceptará el caso para saldar así la deuda que cree tener pendiente con la familia de Emma. 

Por otro lado tenemos a Adrian Loader, un enfermo mental que tiene por afición coleccionar objetos de asesinos en serie. Pero le falta una pieza, la más importante de su colección…

La investigación de Tate nos llevará hasta Grover Hills, una institución mental que cerró sus puertas hace unos años y que esconde muchas incógnitas.

Comentarios

Pensaba que la obsesión por los asesinos en serie era patrimonio casi exclusivo de los norteamericanos, quienes continuamente nos bombardean con películas, series de televisión y libros basados en psicópatas y perturbados. Después de leer El coleccionista del neozelandés Paul Cleave, me queda claro que el fenómeno no entiende de fronteras. El escritor también sucumbe a esa fiebre que, en su caso, traslada a su ciudad natal, Christchurch, donde en medio de un calor asfixiante, asistimos a un desfile apabullante de asesinos en serie, y puedo asegurar que pocas veces he visto en un mismo libro tanto loco suelto.

El coleccionista es un libro claramente deudor de la literatura norteamericana. Al hecho de estar influenciado por el socorrido recurso de echar mano del típico asesino en serie, se suma el estar plagado de los clichés más vistos del género, no solo en cuanto a los psicópatas, también en lo tocante a los policías encargados de resolver el caso. Theodore Tate, el investigador protagonista que tiene que averiguar el paradero de Emma, tampoco consigue escapar a ese cliché: expolicía metido ahora a detective, exalcohólico, carga con el peso de la muerte de su hija pequeña, está separado de su mujer que actualmente está internada no se sabe muy bien dónde…

Este prototipo tantas veces visto funciona porque dota al investigador de un halo que lo hace más interesante, y es que las sombras siempre nos tientan más que la luz, y los pasados oscuros tienen mucho atractivo aunque la originalidad brille por su ausencia.

La trama al principio resulta bastante compleja y se hace difícil de entender. Pese a que no todos los perturbados de la historia tienen el mismo protagonismo, las continuas referencias en el libro a otros psicópatas y dementes (al parecer protagonistas de libros anteriores) como Melissa X, El trinchador, unos hermanos gemelos, el padre de los gemelos, el tío de los gemelos… hacen que el lector se encuentre un poco perdido y por ratos crea que la trama es demasiado rebuscada. Por otra parte la curiosidad del lector por saber y comprender lo que está pasando, también consigue que se devoren las páginas del libro y que éste se convierta en una especie de page-turner.

Hay que reconocer que el autor se ha esforzado y al menos en lo que al principal demente de todos se refiere, Adrian, se ha esmerado ofreciéndonos una caracterización muy profunda del personaje. Con él Paul Cleave sí ha conseguido escapar al influjo norteamericano y nos presenta a un personaje más creíble y coherente –nada que ver con el típico asesino en serie provisto de una inteligencia superior que juega con la policía trayéndola en jaque-, con un pasado muy interesante que nos lleva a conocer una jugosa subtrama donde en los extintos centros psiquiátricos todo parecía tener cabida. 

A diferencia de otros thrillers donde a medida que avanza la investigación lo que vamos conociendo es a la víctima, en El coleccionista el autor bucea en la mente de los psicópatas, especialmente lo hace con el personaje de Adrian,  y los capítulos se van alternando entre los avances de la investigación, narrados por el propio Tate, y las acciones de Adrian.

Con el experto en criminología y ahora desaparecido Cooper Riley no ocurre lo mismo, es más difuso que Adrian y al no estar tan detallado se le entiende menos; sin embargo es una clave principal en el libro porque quizá precisamente por esa falta de desarrollo literario, es el que más sorpresas regala al lector dejándolo más de una vez con la boca abierta, y eso en un thriller se agradece y mucho, porque al fin y al cabo es de lo que se trata.

Hay algunas escenas que resultan inverosímiles, me refiero por ejemplo a una en la que Tate escapa de un incendio. La facilidad con la que dobla un colchón y lo saca por la ventana es poco creíble. Es la típica escena que puede funcionar en la gran pantalla gracias al efecto visual que facilita el entendimiento de muchas cosas, pero en la literatura se requiere algo más de desarrollo. Luego hay partes donde los  descubrimientos de las pistas o la facilidad con la que Adrian sale airoso de sus acciones perturbadas, se deben más a la casualidad que a la causalidad. Se compensan porque hay otras conseguidísimas y cargadas de tensión, como una en la que Emma Green le cura unas heridas a Adrian, y que funciona a las mil maravillas porque el lector sabe que algo va a pasar pero no sabe qué y cuando pasa todavía es más sorprendente de lo que se esperaba.

La principal objeción que le pongo al libro, es que además de algún que otro error en la traducción al castellano, el texto está salpicado de laísmos y sobre todo de loísmos, circunstancia que pese a ser usual en algunas zonas geográficas no deja de ser incorrecta desde el punto de vista gramatical, y sería de agradecer que esos errores fueran subsanados en ediciones posteriores.

(c) Philip Hughes
Dicho esto, en conjunto El coleccionista es un buen thriller, cumple a la perfección el cometido para el que ha sido escrito, mantiene el interés hasta la última página, y deja con ganas de seguir leyendo a Paul Cleave. 

viernes, 19 de octubre de 2012

UN AÑITO. PERO ¡QUÉ JOVEN SOY!

© Sarah Kay
Soy un desastre. Ayer, organizando un poco el blog, me di cuenta de que mi primera entrada acaba de cumplir un añito, o sea que... a ver, un momento que hago las cuentas... Pero... ¡¿Llevo ya doce meses desde que ingresé en el mundo de la Blogosfera? !

Y por poco no me doy ni cuenta...

Y el balance no puede haber sido más positivo...

Y...

Empecé con el blog colgando las reseñas que tenía publicadas en Ciao y con la única pretensión de encontrar amigos -aunque fueran virtuales- con los que poder compartir mis impresiones sobre los libros. Ninguna más.

Y lo he conseguido.

Me importan mucho los seguidores, pero no su número, sino las personas que hay detrás y que pasan por aquí a comentar siempre que pueden o les apetece. Me gusta igualmente pasar por vuestros blogs a chafardear un ratito siempre que puedo, ver cómo escribís, qué leéis, qué libros os han llegado, qué recomendáis. Ese interactuar es lo que más me gusta de haber abierto el blog, lo que más satisfacciones me produce, porque simple y llanamente, era lo que buscaba.

A la satisfacción de haberos conocido (a otros ya os conocía antes por Ciao) se une que durante este caminito comencé a colaborar, como ya sabéis, con Anika entre Libros, una Web que lleva más de quince años dedicándose de forma totalmente altruista a la literatura. Nunca le estaré lo suficientemente agradecida a Anika Lillo por haber confiado en mí, bloguera novata y "reseñadora" sin título, teniendo como tiene colaboradores que son incluso escritores de profesión (cuando me enteré casi me da un soponcio. Pero ¡¿dónde vas tú, so cabra loca?!).

Sé que la mayoría de vosotros cuando está de aniversario realiza un sorteo, y yo no descarto hacerlo, pero por el momento y mientras si sí o si no, quería dedicaros estas palabras de agradecimiento, y lo voy a hacer con una historia que me ha conmovido mucho y que no sé si será verdad o una pura y dura campaña de marketing, pero a mí me hace ilusión pensar que es verdad y que no todo en este mundo se hace solo por la pasta.

Para verla pichad aquí: Hispasonic.com

Espero que disfrutéis con el vídeo que os he puesto y que os emocione tanto como a mí.
Y sobre todo, muchas gracias por estar ahí.

lunes, 15 de octubre de 2012

SECRETOS DE UNA ASESINA

                                                (Reseña publicada en Anika entre Libros)

SECRETOS DE UNA ASESINA
(Two Women, 1999)
Martina Cole

Alianza Editorial
Colección Alianza Literaria (AL)
© Martina Cole, 1999
© Alianza Editorial, S.A., 2012
Traducción de Fernando González Fernández-Corugedo
1ª Edición, mayo de 2012
Género y tags: Novela, Narrativa actual, Malos tratos, Violencia, Asesinato, Hampa, Bajos fondos, Cárcel. Londres. Literatura inglesa.
ISBN: 9788420673776
            568 Páginas

Argumento

La vida de Susan Dalston no ha sido nada fácil. Violada por su padre y rechazada por una madre egoísta y despiadada, cree encontrar la salida a todos sus males en Barry, un atractivo joven con el que formará su propia familia. Pero la historia se repite y Barry convertirá su vida en un nuevo infierno. Susan, hastiada de todo y de todos, acabará a martillazos con la vida del padre de sus hijos. Desde la cárcel donde cumple condena, conoceremos su vida, las miserias que 
la rodearon en una de las zonas más deprimidas de Londres y sus secretos más íntimos.

Comentarios

Con el thriller The Faithless Martina Cole ingresó en una especie de grupo conocido como el club de los 50 millones de libras. Según la revista The Bookseller solo 7 de los 15 escritores que forman parte de ese grupo y en el que figuran entre otros Terry  Pratchett o J.R.R. Tolkien, son escritores de novelas para el público adulto. Las novelas de Martina Cole se venden literalmente como churros y al parecer son las más solicitadas por los presos en las bibliotecas penitenciarias. Sus libros han sido traducidos a numerosas lenguas y algunos han sido adaptados para series de televisión.

Secretos de una asesina es un buen tocho que engancha bastante desde la primera página. Martina Cole sabe conectar con el lector y el libro se lee con mucho interés y agrado. Finalizada su lectura, sin embargo, tengo la sensación de que un poco de concreción le habría sentado de fábula. Creo que Cole habría podido contar lo mismo con ciento cincuenta páginas menos.

El libro comienza con un prólogo que nos presenta a la protagonista Susan Dalston en la cárcel. Por una conversación con su compañera de celda -además de por la contraportada- sabremos que está presa por asestarle a su marido 152 martillazos. A partir de ahí la historia se retrotrae a la década de los sesenta y conoceremos a lo largo de la mayor parte del libro la vida de Susan desde su infancia hasta su ingreso en prisión.

Sin lugar a dudas la parte que más me ha gustado es la que nos cuenta la vida de Susan hasta que entra en la cárcel, y afortunadamente para mí, es la más extensa de la novela. Tan cierto como que a veces se tiene la sensación de estar ante un folletín o una película de esas de domingo por la tarde, no lo es menos que la historia de la protagonista es tan desgraciada como real, porque todos sabemos que hay muchas Susan Dalston en este mundo.

Que Martina Cole se haya criado en el East End de Londres se nota y mucho. El libro recrea con mucho tino y acierto la podredumbre de los bajos fondos, donde la delincuencia, el hampa, la prostitución, los malos tratos, los abusos o la pasividad de la policía son tan protagonistas como los personajes de la novela. El lenguaje de Cole, fundamentalmente en los diálogos, es uno de los más grandes logros del libro. El uso del argot callejero y barriobajero propio de la jerga cockney de los habitantes de una de las zonas más deprimidas de Londres, rezuma verosimilitud y confiere credibilidad a los personajes. La traducción, pese a contar con algún que otro fallo, es muy meritoria al conseguir extrapolar ese argot al castellano de forma tan precisa, reflejando a través de las palabras ese mundo en que se mueven los personajes.

Es imposible no empatizar con la protagonista, al igual que es imposible no odiar a sus padres, a su marido e incluso a su abuela, quienes infligen todo tipo de vejaciones a Susan, hasta su aspecto físico y su gusto por la lectura son objeto de constantes burlas. Es de elogiar la caracterización de los personajes realizada por Martina Cole, que consigue crear en el lector esa conexión que hace que los ames o los odies, que no resulten indiferentes ni vacuos. Otro acierto de Cole, pese a que la historia se presta y mucho, es no caer en el truco de buscar la lágrima fácil, narrando escenas duras sin recreaciones, regodeos ni sentimentalismos de manual, apelando, eso sí, a la conciencia del lector para que se implique, para que sienta la necesidad de que se haga justicia, de que las cosas cambien de una vez por todas para Susan Dalston, porque la historia incomoda y remueve por dentro pero sin lágrimas ni aspavientos.

Dos objeciones le pongo a la novela. La primera ya la he apuntado y es su extensión, con menos páginas se habría recreado igualmente la historia sin perder ni un ápice de su efectividad. Este punto flaco afecta sobre todo a la parte en la que Susan está en la cárcel. Se explaya ahí la autora en personajes secundarios como los abogados y otras compañeras de cárcel que copan demasiadas páginas con hechos tan insustanciales y estereotipados como prescindibles. En este sentido el título de Alianza Editorial me parece mucho más correcto que el original Two Women, bastante desafortunado puesto que hace referencia a la compañera de celda de Susan, cuando lo cierto es que solo aparece en la parte de la prisión y poco aporta, puro relleno en definitiva. 


El otro pero radica en la evolución incoherente e inverosímil de algunos personajes. La redención es sin duda lo que el lector espera y agradece después de tantas páginas de inmundicia, pero el afán de salvación de Martina Cole pretendiendo que nos congratulemos con personajes odiados desde la primera página, además de ambicioso es irreal y le resta calidad a una historia que por lo demás atrapa y es difícil de soltar.

 

                                           

sábado, 22 de septiembre de 2012

EL ENREDO DE LA BOLSA Y LA VIDA


Rescato esta reseña que publiqué en Anika entre Libros para saludar a mis compañeros blogueros y decirles que ya estoy de vuelta (con mucho pendiente, muchas ganas de pasar por vuestros blogs y muchos problemas con el nuevo diseño de Blogger que me trae de cabeza, esa es otra), y es que no se me ocurre mejor manera de hacerlo que con uno de los libros que más me han hecho reír en toda mi vida.

Muchos besos a todos y mejores sonrisas.



EL ENREDO DE LA BOLSA Y LA VIDA
Eduardo Mendoza

Editorial Seix Barral
Colección Biblioteca Breve
© Eduardo Mendoza, 2012
© Editorial Seix Barral, S.A., 2012
1ª Edición, abril de 2012
Género y tags: Narrativa, Novela, Detective, Locura, Saga, Humor, Sátira, Parodia policiaca. Barcelona. Literatura española.
ISBN: 9788432210006
            272 Páginas



               Argumento 

El anónimo detective de El misterio de la cripta embrujadaEl laberinto de las aceitunas y La aventura del tocador de señoras regresa a la acción en tiempos de crisis. Contra su voluntad, es decir, movido por la amistad y sin un euro en el bolsillo, vuelve a ejercer de insospechado sabueso en la Barcelona de hoy en una carrera contrarreloj por desarticular una acción terrorista antes de que intervengan los servicios de seguridad del Estado. 

Años después de dejar el sanatorio mental donde compartieron celda, Rómulo el Guapo le propone un golpe a nuestro protagonista. Su negativa y la misteriosa desaparición de Rómulo serán el arranque de un enredo para resolver un caso de repercusiones internacionales con la ayuda de un infalible equipo: la adolescente Quesito, el timador profesional Pollo Morgan, el africano albino Kiwijuli Kakawa, conocido como el Juli, la Moski, acordeonista callejera, el repartidor de pizza Manhelik y el señor Armengol, regente del restaurante Se vende perro. 

Eduardo Mendoza regresa con una sátira genial, como las que sólo él sabe hacer. En ella la fábula crea su propia verosimilitud, que es, paródicamente, la del género policial, y la de la farsa convertida en apólogo moral. No se puede contar el libro sin una sonrisa; pero es imposible leerlo sin carcajadas, y sin comprender que en la Europa en quiebra técnica que habitamos no basta con el humor dinamitero e inventivo: es preciso, además, el don de la lucidez.

(argumento editorial)

            Comentarios

Muchas veces he oído a amigos míos quejándose de que tal o cual libro que prometían risas a destajo han sido una total decepción. Yo llevo años contestándoles lo mismo: ¿Quieres reírte? Léete a Mendoza y verás si te ríes. 

El enredo de la bolsa y la vida es la cuarta entrega de la saga protagonizada por un detective loco que inició sus aventuras cuando en 1979 Eduardo Mendoza publicó la primera novela de la serie, El misterio de la cripta embrujada, novela que nos recomendó leer una profesora hace ya muchos años y que supuso mi primer contacto con el escritor catalán. Desde entonces he seguido a Mendoza con más o menos asiduidad, al más humorístico y al más serio, y nunca me ha decepcionado. Además Mendoza tiene el humilde honor de figurar en mi no menos humilde lista literaria como el autor español del que más libros he leído, el que más me ha hecho reír y el que consiguió que me reconciliara de una vez por todas con el Premio Planeta cuando en 2010 se lo concedieron por Riña de gatos.


En El enredo de la bolsa y la vida nuestro anónimo detective, que en el pasado estuvo recluido en un centro penitenciario para delincuentes con trastornos mentales, regenta ahora una peluquería en la que no entran clientes ni por equivocación, está sin blanca y subsiste a duras penas a base de Pepsi-Cola y gracias a la dudosa generosidad de sus vecinos: unos chinos que regentan un bazar, de ahí la portada del libro con un gato chino encima de un sillón de peluquería. Recibe una invitación del psiquiatra que lo trataba y se reencontrará con un viejo compañero de andanzas frenopáticas.


Desde el principio ya es imposible parar de reír con las anécdotas que su colega Rómulo el Guapo le narra al detective al ponerlo al corriente de su vida, como el frustrado atraco a un banco o el intento de secuestro del avión donde viajaba un equipo de fútbol, que me arrancaron tales lagrimones que a punto estuve de manchar el libro de rímel. Y eso nada más empezar el libro.


Las novelas de Mendoza son inolvidables, pasan los años y uno sigue acordándose de los personajes y sus majaderías. Con El enredo de la bolsa y la vida Eduardo Mendoza vuelve a dejar el listón muy alto, y pese a que aquí el doctor Sugrañes y el alcalde de Barcelona tengan poco protagonismo (¡lo que me pudieron hacer reír en La aventura del tocador de señoras!), con la presentación del personaje de la Moski en la novela o con las apariciones del Sr. Siau, el chino que regenta el bazar de enfrente, me he retorcido de risa. Con ellos y otros más de nombres tan pintorescos y simbólicos como Quesito, el Juli, el Pollo Morgan o un maestro de yoga llamado Pashmarote Pancha (sólo de escribir el nombre ya me entra la risa), el detective se verá envuelto en una trama que aparentemente consistía en averiguar el paradero de su compañero del sanatorio, Rómulo el Guapo, que desaparece repentinamente tras el reencuentro con el detective, y que adquirirá tintes insospechados donde hasta el terrorismo internacional encuentra su sitio.


Mendoza recurre a la primera persona para narrarnos las aventuras de su detective a lo largo de diecisiete capítulos cortos titulados que facilitan (aunque no hace falta) la lectura del libro. Todos están a la misma altura y no hay ninguno que se desmarque, en todos te ríes por igual y con todos se disfruta porque Mendoza es un maestro del humor pero también lo es de la calidad narrativa. El libro no conoce el aburrimiento, aquí no sobran páginas, no hay relleno que valga. El ritmo es tremendamente ágil y entretenidísimo gracias a la impresionante verborrea y oratoria del detective y sus circunloquios, y a las situaciones disparatadas en que se ve envuelto. Personajes de lo más cutre, ya de por sí cómicos, lo resultan aún más por las frases cultas que Mendoza pone en sus bocas, llenas de palabras refinadas y prácticamente en desuso.


Una trama tan absurda y con tanto dislate podría en otras manos no llegar a buen puerto, pero Mendoza es único en su género y aúna con éxito personajes ficticios tan majaderos con la mismísima Angela Merkel, a la que dota de la misma idiocia que a los demás, consiguiendo rematar a la perfección un relato tan disparatado como realista, y es que de paso (¿o no tan de paso?) Mendoza hace un análisis de la sociedad que nos rodea parodiando temas de rabiosa actualidad como la crisis del euro o la expansión de China, convirtiéndose así el libro en todo un testimonio satírico de nuestra época.


© Joan Tomás
Pocas veces he estado tan de acuerdo con la contraportada de un libro, y es que El enredo de la bolsa y la vida no se puede contar sin una sonrisa (yo la tengo mientras escribo estas letras) y es imposible leerlo sin carcajadas.  Yo que tú no me las perdería.