viernes, 6 de abril de 2012

UNA SOMBRA EN PEKÍN


UNA SOMBRA EN PEKÍN
José Ángel Cilleruelo
Ilustraciones de Juan Gonzalo Lerma
Ediciones Traspiés, 2011
Colección vagamundos
Novela ilustrada

Siempre en las viejas fábulas seduce la virtud de encarar los asuntos más hondos del alma desde la sencillez de la vida de los animales. Una sombra en Pekín hereda aquella transparencia, la sorpresa y el candor de los antiguos fabulistas para hablar, ahora, de la gran ciudad, de la soledad y del paso del tiempo con personajes de carne y papel que tienen nombres de animal: la tortuga, cuya fortuna arruinó un tiburón, que ama a una rana y desama a una paloma. En la época indefinida donde ocurren los cuentos, en un país —China— tan lejano en los mapas como inmediato en los sentimientos, un anciano afinador de pianos describe con la caligrafía de su presente el vacío que ha sido su vida desde que salió de su pequeña ciudad para emigrar a la metrópoli. Una fábula que recurre a la ambientación más distante para dibujar con mayor exactitud el retrato de nuestro tiempo.

(Sinopsis de la contraportada)


Tengo que reconocer que Una sombra en Pekín no es precisamente el libro de Traspiés con el que a priori más me habría gustado participar en una lectura conjunta teniendo la editorial otros títulos que me llamaban mucho más la atención. De hecho no me apunté de inmediato cuando se organizó la lectura, y cuando al fin me decidí, pues lo cierto es que la curiosidad me picaba, faltaban apenas dos días para que finalizara el plazo.
 
Si pienso en los motivos por los que tardé en decidirme se me vienen a la cabeza varios: el total desconocimiento sobre su autor, José Ángel Cilleruelo; el título con sabor a literatura oriental, otra gran desconocida para mí; la sinopsis hablando de fábulas y animales; y cómo no, la falta de tiempo. En definitiva todo parecía alejarme del libro.
 
De no haber vencido esos prejuicios, habría dejado escapar la oportunidad de leer un relato delicioso plagado de frases poéticas y de enseñanzas universales que bien merece la pena recordar de vez en cuando.

La lectura conjunta fue organizada por el blog vagamundos de la editorial Traspiés, en colaboración con otros cinco blogs. La fortuna me sonrió en el blog de Jesús, La Caverna literaria, donde gané uno de los ejemplares que se sorteaban.
 
El libro me llegó bastante pronto acompañado de una postal, un marcapáginas, un folleto de la editorial con los títulos de la colección  y media cuartilla pulcramente doblada por la mitad escrita por la editorial deseándome el disfrute de la lectura. Recuerdo que al ver tanto detalle sonreí y pensé que a Ediciones Traspiés le gustaba cuidar a sus lectores.

Para comenzar diré que Una sombra en Pekín es una apuesta arriesgada dentro del panorama literario actual, poblado de temáticas recurrentes, de personajes cortados por el mismo patrón donde la originalidad y el talento parecen escasear, y donde prolifera la novela comercial, lo hecho en serie, lo que vende.

El protagonista es un anciano que ahora, en el final de su vida, regresa a Láng, el pueblo donde nació, acompañado de un viejo cuaderno como único equipaje y con una herida en la frente que no cesa de sangrar. Pasado y presente se van alternando en el relato de forma acertada y el lector irá conociendo los avatares y sinsabores que conformaron su vida en la aldea que lo vio nacer, y los hechos que lo empujaron a marcharse a Pekín en busca de una vida mejor.

Desde el principio el libro está lleno de simbolismos, como cuando el protagonista va a parar al regresar a su pueblo al lugar donde en su día hubo un campo de ciruelos testigo de tantas horas de su niñez, y que es ahora un vertedero en el que escondido entre la basura, descansa un desvencijado piano que despierta sus recuerdos y lo retrotraen a cuando se ganaba la vida afinando pianos, tal y como habían hecho antes su padre y su abuelo. Y será en este paisaje tan insólito donde el anciano nos narrará su vida a la par que la escribe en el cuaderno.

Confieso que soy amante de las citas y frases célebres, esas que resisten el paso del tiempo, y si hay algo que en este libro me ha llamado especialmente la atención, es la cantidad de frases que, como la que trascribo un poco más abajo, con un lenguaje llano exento de ornamentación, contienen mensajes de tan hondo calado:

“Me asombra cómo la noticia que más felicidad promete puede convertirse en el pozo donde nos despeñamos”. (pg. 43)

Ciertamente el libro hace pensar sobre muchas cosas: la soledad, la vejez, el paso del tiempo, la nostalgia, los sueños rotos…

Una sombra en Pekín, es un libro que va de menos a más. El desconcierto inicial, en buena parte debido a los nombres en chino de los protagonistas, da paso a las pocas páginas a un relato que enganchará al lector sumergiéndolo en una historia entrañable y conmovedora llena de enseñanzas escondidas, pese a su enjundia, en palabras sencillas y sin florituras, asequibles a cualquier lector.

Particularmente emotivo me ha parecido el momento en el que el lector descubre la causa de la herida en la frente que desde el comienzo acompaña al protagonista y que le inflige un nuevo sufrimiento mucho más duro que la propia herida en sí: el descubrimiento de ser también un extranjero en su tierra, un forastero en palabras del libro;  o este otro por el modo en que el autor resume lo que fue la nueva vida del protagonista en Pekín:

…"a la semana siguiente restregaba con lija los suelos del hangar por una cantidad ridícula; dos meses después me contrató para la cadena de montaje con sueldo de jornalero, y treinta y siete años más tarde salí una mañana del taller con destino a Láng"… (pg.60)

Podría decir muchísimas frases que me han resultado tan ciertas como estremecedoras, pero sería dar demasiados datos y desvelar en exceso la historia, así que de soslayo diré que no sólo las que salen de boca del protagonista están cargadas de profundidad, personajes secundarios como el vendedor de cuadernos o el padre del protagonista rezuman también sabiduría.

Como en toda fábula que se precie, la ironía tampoco debe faltar y en el libro viene dada fundamentalmente de la mano del hospedero de la pensión donde el protagonista fue a vivir cuando llegó a Pekín, y a causa del cual se verá el recién llegado envuelto en más de un malentendido que arrancará la sonrisa del lector.


Ilustración de Juan Gonzalo Lerma (© del autor)

No puedo dejar de mencionar las preciosas ilustraciones en tinta china, como no podía ser de otro modo, que acompañan al texto de la mano de Juan Gonzalo Lerma y que son una delicia añadida a tan ya de por sí grata lectura.

En definitiva Una sombra en Pekín me ha resultado un relato delicioso en forma de fábula moderna, con sabor a buena literatura y que deja un poso difícil de olvidar.

30 comentarios:

  1. NO te prodigas mucho, pero cuando lo haces es un placer leerte. Al final yo no participe ni en el concurso ni en la lectura conjunta, me estaba agobiando ya con tanto compromiso, a todo no puedo decir que sí y este libro fue el gran sacrificado.

    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hija, que siempre me levantas el ánimo. A todo no se puede llegar efectivamente, pero si tienes la oportunidad el libro es una joyita y se lee en un suspiro. Besos guapetona.

      Eliminar
  2. Tiene muy buena pinta, me lo apunto para futuras lecturas.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya me contarás. Yo creo que no te vas a arrepentir. Bss.

      Eliminar
  3. Qué reseña tan currada. :-) Yo al final no me apunté al sorteo ni a la lectura conjunta, qué desastre...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias pero para curradas las tuyas, que nunca te falta detalle. Yo me apunté al final en un arrebato y no me he arrepentido porque el libro me ha encantado. Bss.

      Eliminar
  4. Si que es un libro que se aleja del circuito comercial. Pero su belleza y lo especial que es lo hacen muy recomendable.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo con tus palabras, es anticomercial y precioso a la vez, una delicia. Bss.

      Eliminar
  5. Le tengo muchas ganas la verdad!
    Buena reseñas!
    UN saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues no lo dudes que merece la pena. Gracias por tus palabras y besos.

      Eliminar
  6. Me ha gustado lo que has comentado de la editorial Traspiés. Creo que es fundamental que se cuide al lector, sobre todo si es una editorial que está empezando.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, yo he ganado algún libro en otros concursos y la editorial me ha enviado sólo el ejemplar, por eso me sorprendió tanto que éste viniese con tantos detalles, todo tan cuidado. Bss.

      Eliminar
  7. Preciosa reseña para un libro que es toda una joyita. Yo también pude disfrutar de su lectura hace poquito, que también gané el libro, y me sorprendió muchísimo. Después de ese inicio, como dices, un poco desconcertante, nos encontramos con una fábula tan bellamente escrita y una historia tan conmovedora que cuando la terminas te quedas con ganas de más. Y vuelves a empezar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exacto, mira, no te miento y no lo he puesto en la reseña por si parecía pedante pero lo cierto es que he vuelto a leer el libro y me quedo con ganas de leerlo otra vez, al ser tan corto y decir tanto sientes que no quieres que se te escape nada. Besotes.

      Eliminar
  8. La historia es muy bonita y es una delicia leerlo por lo bien escrito que está y la de mensajes que transmite su lectura, sin duda un gran descubrimiento ya que no me esperaba para nada que fuese así
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para mí ha sido un total descubrimiento, me ha fascinado y me ha emocionado la historia del anciano. Precioso, vamos. Bss.

      Eliminar
  9. Lo leí hace ya casi un año y me pareció un relato delicioso, desde la primera a la última página.
    Besos,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña que te gustara tanto Carmen, es que es una delicia y entre tanta lectura comercialoide se agradecen descubrimientos así. Bss.

      Eliminar
  10. Por lo que he visto es unánime la opinión de este libro. Estáis todos encantados con él.
    Habrá que leerlo
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, si es que es una preciosidad, una historia tan corta como entrañable y con cada enseñanza y cada frase que no veas. Bss.

      Eliminar
  11. ¡Estupenda reseña! Creo que hay varios párrafos que me podría detener a comentar. Lo primero que quiero decir es que comparto todas tus reticencias a la hora de decidir por participar en la lectura conjunta. Sin embargo, yo he decidido precisamente no apuntarme, y ahora me arrepiento enormemente. Cada una de las opiniones que he leído lo posiciona como una novela con mucha calidad literaria, escrita con lirismo..y eso son factores determinantes a la hora de elegir una lectura. Por otro lado, también me encantan los libros en que brillan los fragmentos inolvidables.

    Por fin, los temas que resaltas del libro ("la soledad, la vejez, el paso del tiempo, la nostalgia, los sueños rotos…") fueron precisamente aquellos que convirtieron una de mis últimas lecturas en una experiencia tan especial.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias por tus palabras, da gusto ver que te has leído la reseña y comentas atinadamente y con rigor. El libro es una joyita que además se lee de un tirón, por lo que no puedo más que recomendarlo. Hay que tener en cuenta lo que es, un relato en forma de fábula, y no pretender compararlo con una novela llena de giros y sorpresas. A mí, sinceramente, me ha encantado. Espero que si te animas no te decepcione al haber leído previamente tantas reseñas positivas, que a veces pasa. Muchos besos y buenas noches.

      Eliminar
  12. Bien, pues está claro. Me tengo que empezar a plantear apuntarme a lecturas conjuntas. Porque luego me arrepiento, en este caso sólo he visto una reseña que le ponga peros al libro y ninguno demasiado sonoro.
    Me alegra que lo hayáis disfrutado tanto
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Las lecturas conjuntas me gustan mucho, ya llevo unas cuantas y en todas lo he pasado divinamente. Yo sólo he visto dos reseñas negativas del libro, con las que obviamente no estoy de acuerdo aunque respetando por supuesto los gustos y opiniones de cada uno. El libro merece la pena y hay que leerlo con la mente un poquito abierta, pero tampoco demasiado, que es muy asequible, sólo que es diferente a lo que estamos acostumbrados a leer. Hay que tener en cuenta que es un relato corto, y al modo de una fábula, y con esas características, es de lo mejor que me he encontrado. Bss.

    ResponderEliminar
  14. Pues nada a conocer la ironía del hospedero... ya te contaré cuando lo lea.
    Hay varios puntos en los que me voy a fijar especialmente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me encantará contrastar tus impresiones con las mías, que tú eres una lectora muy atenta. Ya me contarás si no hay ironía en el hospedero, jeje.

      Eliminar
  15. Muy buena reseña, la lei hace unoas dias pero hasta ahora no me he parado a comentar, me alegro de que lo hayas disfrutado, suerte en el concurso...Un besote!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí que la he disfrutado, es un relato especial y diferente, me ha gustado mucho y de hecho lo he vuelto a leer. Si te refieres al concurso de la mejor reseña, gracias por desearme suerte pero tampoco creo que tenga posibilidades de ganarlo porque las hay muy buenas, pero gracias de todos modos. Besos Meg.

      Eliminar
  16. Mira qué bien, os está gustando bastante a todos por lo que he ido leyendo =)

    Besotess

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, yo he visto dos reseñas negativas pero el resto, mayoría, son buenas y se agradece, que una lectura conjunta de un libro que no te gusta debe ser horrible. Gracias por pasar.

      Eliminar