martes, 18 de diciembre de 2012

EL SISTEMA VICTORIA


                                      (Reseña publicada en Anika entre Libros)

EL SISTEMA VICTORIA
(Le Système Victoria, 2011)
Éric Reinhardt

Editorial Alfaguara
Colección Literaturas
© Éditions Stock, 2011
© Santillana Ediciones Generales, S.L., 2012
Traducción de Manuel Serrat Crespo
1ª Edición, Junio 2012
Género y tags: Novela erótica, Thriller romántico. Adulterio, Globalización. Literatura francesa.
ISBN: 9788420411415
432 Páginas




Argumento
  
David es un arquitecto casado y con dos hijas. Soñador e idealista, se siente un hombre frustrado. Encargado de la dirección de obra de la torre más alta de París, se verá además sometido a muchas presiones.
 
Victoria, la  atractiva y poderosa directora de Recursos Humanos de una multinacional, es una mujer voraz e implacable tanto en el sexo como en los negocios.
 
Cuando se conocen de modo casual en un centro comercial, entre ellos se creará una peligrosa y destructiva relación abocada al fracaso desde el principio.

 Comentarios
 
El sistema Victoria es un libro complejo, mucho más de lo que puede parecer por su sinopsis y su portada. Encasillarlo como thriller romántico (como se nos presenta) o  incluso como novela erótica, sería caer en la banalización, máxime si por literatura erótica entendemos lo que hoy día copa los primeros puestos de venta en las librerías.

Es difícil por tanto encuadrar este libro. Un juicio sumarísimo podría ser “la trágica historia de un adulterio en la era de la globalización”.  Suena extraño, pero extraña es la historia de los protagonistas. Es un libro diferente, una apuesta arriesgada. Los franceses parecen haberse rendido ante esta historia, candidata en 2011 a los premios Goncourt -el más prestigioso de las letras francesas- y Renadout. Pero a mí no me ha cautivado.

David es un soñador, un idealista. Se cree un cazador y siempre va en busca de la presa fácil: mujeres de una noche que no impliquen mayores compromisos. Cuando conoce a Victoria en un centro comercial, la sigue durante horas hasta lograr entablar una conversación con ella.
David no despierta simpatías en el lector. Por estar con Victoria el día de su primer encuentro no acude al cumpleaños de su hija pequeña y luego tiene la osadía de echarle en cara a su mujer que se lo pasaran bien sin él. Tampoco Victoria será lo que parece y despertará aún menos simpatías.
 
El propio David lleva la voz narradora en primera persona, alternando los avances en su relación con Victoria y los avatares diarios a los que se enfrenta en la construcción de su obra, con recuerdos del pasado. También desde las primeras páginas sabemos que todo acaba mal, que Victoria está muerta y que el propio David fue sospechoso.
 
Al principio su relación está basada exclusivamente en el sexo, descrito de forma muy explícita por Reinhardt, con detalles que a veces causan repulsa en lugar de sensualidad, fundamentalmente por esa obsesión del autor por relatarnos numerosas escenas masturbatorias del protagonista.

A modo de metáfora y siguiendo la línea del libro (la historia es en sí una metáfora), la pareja pasará a contar con un nuevo miembro, la globalización, conformando un extraño nage à trois donde el sexo seguirá estando presente y cada vez será más desenfrenado, pero en donde extensas conversaciones, muchas de ellas a modo epistolar pero en la era de la tecnología -por correo electrónico y teléfono móvil-, sobre política, capitalismo o economía, serán objeto de cada vez más y más protagonismo.

David empezará a nadar a dos aguas, se moverá cada vez más entre el deseo por Victoria y el rechazo que le produce su ambiciosa y superficial visión de la vida. Reinhardt ha invertido los clásicos roles y desplegará en David su parte más femenina, pasando a ser el cazador cazado, la víctima. Victoria es la otra cara de la moneda: el poder, el lujo y la vida basada exclusivamente en la búsqueda del placer, la ausencia de culpa y remordimientos. Se sabe que tiene cuatro hijas, pero no se dedica ni una sola línea a describir un mínimo contacto con ellas. Su papel de madre no tiene cabida en esta historia.

El ultraliberalismo de ella choca radicalmente con el liberalismo de izquierdas que predica él. Un ejemplo de esta inversión de los roles habituales lo encontramos en gestos como el que siempre pague ella -el hotel, el restaurante…- o que David no consiga llegar al orgasmo.

Hay partes en el libro muy interesantes, como cuando David narra el noviazgo con su mujer, su enfermedad o la relación con sus suegros. Ese relato consigue atrapar al lector y le insufla ganas de seguir leyendo. Lo mismo sucede cuando David relata los avatares de la construcción de su obra, retratando fielmente el escritor los entresijos del mundo de la construcción a altos niveles. Lo que ocurre es que esas partes interesantes son solo pequeños nudos de interés y no resultan bastantes para que la lectura del libro deje huella.  

Reinhardt escribe bien, se palpa su cultura y su compromiso e implicación en temas sociales, lo que unido a que anticipa en varias ocasiones el trágico desenlace creando curiosidad en el lector, son las únicas armas que hacen que no se abandone la lectura del libro, por momentos plúmbeo, cargado de excesiva verborrea sobre los mismos temas y de interminables disquisiciones que ralentizan y entorpecen la lectura.

El final del libro resulta inverosímil por rocambolesco, pero en definitiva no deja de ser una metáfora más: el triunfo de la moral de David frente al sistema predicado por Victoria.


© Éric Reinhardt
El sistema Victoria es un libro complejo con múltiples reflexiones y frases laberínticas, a veces hipnóticas a veces tediosas -alabo la difícil tarea que ha debido tener el traductor de la novela- y que se deja leer (pero que nadie piense que va a ser de un tirón), con un trasunto político interesante y fielmente retratado; pero sus personajes no llegan, su historia no transmite y la sensación que queda tras su lectura es muy fría.

 

39 comentarios:

  1. Gracias por tu reseña, para saber que libro no elegir, está muy bien argumentada. Pasado mañana tengo que publicar una reseña de otro autor francés y no sale mejor parado que esta obra. No sé si será coincidencia.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi experiencia con algunos autores franceses tampoco ha sido especialmente buena que digamos. Gracias por pasar.

      Eliminar
  2. Pues tiene buena pinta, no lo conocía =)
    Gracias por la reseña!

    Besotes

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada, que para eso estamos, para dar a conocer libros. Un beso.

      Eliminar
  3. Hola Rebeca,
    Iba leyendo la reseña con la impresión de que había leído un fragmento de la novela en una novela en una revista literaria, lo voy a buscar. Por otra parte, advertir a los lectores de que no es sombra de Grey todo lo que reluce es práctivo. A pesar de ser superventas muchos se han saturado o defraudado. Un beso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este libro tiene mucho sexo y es muy erótico, pero está muy alejado de 50 sombras y sucedáneos, es otro tipo de literatura, altamente currada, pero a mí no me ha llegado. Gracias por pasar.

      Eliminar
  4. Parece que últimamente salen muchas novelas con un argumento muy parecido. Yo personalmente sigo sin entender el éxito de este tipo de novelas en las que creo que el haberlas escrito bien si es que lo han hecho no es suficiente.
    Este no lo apunto.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto Mariuca, está muy bien escrita y muy bien traducida también, pero la historia a mí me ha dejado muy fría. Besos.

      Eliminar
  5. No me llama mucho el argumento, ni lo del final rocambolesco, así que no lo apunto, pero gracias por la interesante información acerca del libro. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tampoco creo que te pierdas gran cosa Pilar. Un beso.

      Eliminar
  6. No me llama mucho este libro. Y si encima ni el final es bueno... Lo dejaré pasar.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  7. Pues creo que podría gustarme, leyendo muy entre líneas, pero si las frases son rebuscadas y laberinticas no estoy en mi mejor momento lector, así qeu tendrá que esperar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Carmina, es posible que a ti sí te gustara, creo que puede ir con tu estilo, pero frases rebuscadas las hay, algunas muy buenas, eso es cierto, pero otras muy pesadas. Un beso.

      Eliminar
  8. No conocía ni el libro ni el autor, pero creo que lo voy a dejar pasar por ahora, no termina de convencerme del todo. Muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que no creo que sea un autor muy conocido en España, de hecho creo que en castellano solo tiene publicado este libro. Un beso.

      Eliminar
  9. La sinopsis no me llamaba la atención, pero después de leer tu reseña me parece que la voy a dejar pasar. No estoy ahora para andar con lecturas complicadas :)

    Un beso shakiano!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Además no creo que este libro vaya con tus gustos. Un beso.

      Eliminar
  10. No sé... por lo que dices, hay cosas que me llaman de la novela y hay cosas que no. Sigo estando indecisa jeje

    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, bien escrito está y tiene cosas efectivamente interesantes, pero el conjunto a mí no me ha terminado de convencer. Besos.

      Eliminar
  11. No conocía este libro pero por lo que cuentas no creo que me anime a leerlo, me da la sensación de que es una historia que no disfrutaría
    besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya ves que yo tampoco la he disfrutado Tatty. Un beso.

      Eliminar
  12. Pues, genial!!! Otro que NO me apunto!! Que ya iba siendo hora de ir aligerando...
    Besines,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja, hay que aligerar que si no es imposible con tantas recomendaciones. Besos.

      Eliminar
  13. No lo conocía y tampoco ando muy convencida, pero bueno a ver que más se dice. besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo he visto muy poco sobre este libro así que tampoco sé lo que opinarán los demás, a los franceses parece que sí les ha gustado más. Besos.

      Eliminar
  14. Pues no me sonaba de nada, pero no me terminan de convencer los autores franceses a los que he leído... Ya veremos, ya veremos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco, ya me he llevado más de un chasco. Un beso.

      Eliminar
  15. Pues me ha picado la curiosidad lo que comentas. Da la sensación de merecer la pena leerlo solo por la parte estética de la composición.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cosas buenas tiene, ya lo digo en la reseña, así que si te han atraído podrías disfrutar el libro. Un besito.

      Eliminar
  16. No me suena ni el autor ni este libro, pero por la sinopsis y por lo que nos cuentas no termina de llamar mi atención.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sinceramente no creo que te pierdas mucho. Besos.

      Eliminar
  17. Ufff, pues al final, entre unas cosas y otras y aún teniendo una serie de detalles que me hubiesen llevado a leerlo, has conseguido que me eche para atrás, que no tengo yo tiempo para mosquearme con un libro. La reseña, magnífica, por todo lo dicho.

    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Kayena, el libro tiene sus puntos de interés y está bien escrito y bien traducido, y además sin erratas, que todo hay que decirlo, pero a mí esta historia no me ha gustado, qué quieres que te diga, aunque seguro que habrá gente a la que sí, no lo pongo en duda. Un besito.

      Eliminar
  18. No sé, no sé... A primera vista me llamó la atención, pero después de leer la reseña no creo que se adapte a mi gusto... Lo dejo estar. 1beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que encuentras libros que se adapten más a tu estilo. ¡Feliz Navidad!

      Eliminar
  19. Había oído hablar de este libro y no bien precisamente. Tras leer tu estupenda reseña, tengo claro que no me animaré a leerlo porque si su lectura te deja fría y no se consigue empatizar con los personajes… mejor pasar a otra lectura.
    Musus.

    ResponderEliminar
  20. Pues no lo conocía, pero creo que lo dejo pasar de momento, un besote!!

    ResponderEliminar
  21. Curiosa la novela que reseñas hoy. Aunque con tanto erotismo no sé qué decirte. Esperaré alguna reseña más. Besos.

    ResponderEliminar